Fred Patten: Una Vida de Dedicación;
“Convenciones del Furry Fandom, 1989 – 2015” ?>

Fred Patten: Una Vida de Dedicación;
“Convenciones del Furry Fandom, 1989 – 2015”

Nunca he llegado a entrevistar a Fred Patten personalmente, aunque es muy amigable y hemos intercambiado cartas. La razón es sencilla. Antes de entrevistar a alguien, investigo quién es, a qué se dedica y qué es lo que ha hecho. Investigar me permite no sólo escribir mejores entrevistas y artículos, sino también, creo, me ofrece el privilegio de descubrir cosas sobre los habitantes de nuestra sociedad furry compartida, nuestra cultura, nuestras historias. No he podido entrevistar a Fred Patten como me gustaría porque, tal y como están las cosas ahora, mientras me restringe la vida cotidiana como trabajador y estudiante universitario independizado, los antecedentes de Fred como miembro del fandom son absolutamente abrumadores. No creo que pueda hacerle justicia, aunque puedo intentar introducirlo.


Fred es un furry de 76 años del sur de California (en la costa oeste de EE.UU.), bibliotecario y documentador jubilado, con un máster en Biblioteconomía. No es de extrañar pues, que como tal, es un ávido lector, crítico literario industrioso, y escritor. Después de involucrarse mucho en el fandom de la ciencia ficción en los 60, descubrió el anime y el manga, y se convirtió en cofundador del primer club estadounidense de fans del anime, en 1977. Se asoció con Richard Kyle (creador del término “novela gráfica”) para abrir una librería en California, y escribió a editores japoneses para importar su manga al extranjero, a EE.UU., por primera vez. Ha interactuado con Osamu Tezuka, Ray Bradbury, y otros autores de ciencia ficción y manga. Considerado uno de los principales expertos y promotores de dibujos animados japoneses hasta los 90, empezó a involucrarse en el fandom furry cuando el fandom se distanció de la ciencia ficción, en los 80.

fred-02
 
fred-01
Fred haciendo cosplay de The Flash en 1962, en el World Science Fiction Convention de Chicago, (C) William Schelly.
 
Takaji Kusonoki y Fred Patten mirando material promocional
del largometraje animado Phoenix 2772, en 1980.


Se convirtió en el editor de Rowrbrazzle, una de las primeras revistas furries, de 1989 a 2005. ConFurence 0: ¡por supuesto, también estuvo ahí! Como crítico de libros furries, ha trabajado con las revistas Yarf! (1990-2003), Claw & Quill (2004-2005), Anthro (2005-2008) y Renard’s Menagerie (2008). Como promotor de literatura furry, ha editado varias antologías furries, las últimas de las cuales son ‘Gods with Fur’ (‘Dioses peludos’, 2016) y ‘Dogs of War’ (‘Perros de guerra’, 2017), colecciones de 23 relatos cortos cada una, de diferentes autores, sobre dioses furries históricos o de creación propia, e historias furries en escenarios de guerra. ¡Pero también tiene muchos otros libros! Es el cofundador y secretario de correspondencia de la Anthropomorphic Literature and Arts Association (ALAA), responsable de los Ursa Major Awards, desde 2001. También es miembro del Gremio de Escritores de Furry (Furry Writers’ Guild). Su recopilación de historias furries ‘Best In Show: Fifteen Years of Outstanding Furry Fiction’ ganó dos Premios Ursa Major 2003. Fue inscrito en el Furry Hall of Fame, de la MiDFur (Melbourne, Australia), en 2011, un premio anual que honra a miembros contribuyentes del fandom por su lealtad y compromiso imperecederos por impulsar la cultura del fandom por todo el mundo.


Una discusión en grupo de la historia del fandom furry, con Fred Patten, Mel White, Drew Maxwell, Mark Merlino, y otros. Grabado en 1998 en la ConFurence 9. Vídeo editado y subido a internet por Rivercoon.


El ingreso en el Furry Hall of Fame en 2011, en la MiDFur.


fred-03
Amigos visitan a Fred en junio de 2015. Fred en el frente, de izquierda a derecha detrás están
Bernard Doove (autor furry), Carol Alves, Roy D. Pounds II (artista furry), James Alves.



Fred ha llevado a cabo tareas dignas de elogio para mantener registros históricos de acontecimientos furries a lo largo de los años. Como actual colaborador de los websites de noticias furries Flayrah y Dogpatch Press, sigue muy activo en internet. Escribe y hace comentarios con mucho entendimiento basado en sus conocimientos, experiencia, e investigación. Puedes leer uno de sus muchos artículos aquí (enlace⇒, inglés); una retrospectiva ilustrada sobre el fandom furry. También escribe sobre manga y animación para el website Cartoon Research.


El último libro publicado de Fred es “Furry Fandom Conventions, 1989 – 2015” , una copia del cual me envió para recibir crítica literaria. El libro es una recapitulación razonablemente completa de información y curiosidades de todas las convenciones que se han hecho, desde la primera en 1989, hasta hace dos años. Y, déjame decir, ¡vaya si ha habido muchas! El tiempo y dedicación puestos en este libro son representativos del carácter general de Fred. Metódico y observador, algunos han descrito a Fred como un “compendio de información andante”. Pero, por supuesto, todo de lo que Fred podría haber escrito, es de eventos planeados y orquestados por miembros contribuyentes del fandom, fueran asistentes u organizadores. Así que hay mucho de mucha mucha gente en este libro. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de estas reuniones masivas son sin ánimo de lucro, una publicación así resalta y refuerza el sentimiento de comunidad que, para mí, está incluido como valor fundamental en el fandom.

fred-book-conventions-00


El ‘furword’ (juego de palabras de ‘foreword’, ‘prólogo’) está escrito por Kathy Gerbasi, doctora en Psicología Social y cofundadora del International Anthropomorphic Research Project (IARP). Es una mujer encantadora y alegre, vista por última vez como portavoz en el documental ‘Furries’ de Eric Risher (2016) (enlace⇒). Kathy muy bien señala que el libro es una fuente inestimable como archivo histórico, y uno de sus usos es el de documentar cómo algunas convenciones fueron exitosas, mientras que otras no lo fueron, y por qué. El cambio de fecha de la ConFurence 10 (1999) de enero a abril, y su cambio de localización de Buena Park a San Diego, provocó descontento; también hubo disconformidad con la cantidad de problemas y quejas no resueltas que tuvo la convención. Sus directores se retiraron para darle el puesto a otro furry para la ConFurence 11 (2000), pero para ese año, ya había otras convenciones furries en los EE.UU. que tuvieron mejores resultados, contra las que competían en la región. De ahí que hubiera un declive progresivo en la asistencia que resultó en el cierre de la convención en 2003. No fue un anuncio de la convención en una ‘revista gay’ lo que disminuyó su popularidad, un rumor falso que el periodista furry Patch O’ Furr ha denunciado repetidas veces (enlace⇒). De forma similar, el libro recoge el fin de la convención RainFurrest en 2015. Vandalismo severo y no resuelto de bienes pertenecientes al hotel empeoró la relación de los organizadores con el hotel, lo que dio lugar a la revocación de futuros acuerdos con ellos. Esto pone de manifiesto la importancia de que el staff / personal mantenga una buena relación con los propietarios del local, y de que recuerden a los asistentes que no pueden simplemente hacer lo que les da la gana, sino que deben mantenerse respetuosos.

Sin embargo, no todos los incidentes son tristes; de hecho la mayoría de convenciones mencionadas contienen historias de actividades alegres compartidas y, en general, de normalidad. Hay curiosidades, a veces graciosas, aquí y allá. Una de éstas fue que la CaliFur 4 (2008) se celebró en un hotel que también acogió una fiesta de boda japonesa, y una fiesta de adolescentes de instituto borrachos. Los asistentes de la convención confundieron las dos, llamándola la “boda borracha de la muerte”. En otro caso distinto, en la RusCon 2000, los asistentes alquilaron, de un circo, un león y un leopardo domesticados, y se tomaron fotos con ellos.


El estilo de escritura del tomo es conciso e informativo, de modo que se lee más como una enciclopedia o un libro de texto de referencia que como una novela, con entradas dedicadas a cada convención distinta, ordenadas alfabéticamente. Incluye una breve introducción de la historia del fandom, centrada principalmente en las convenciones furries. También incluye algunas ilustraciones de convenciones, como logotipos, cubiertas de conbooks, o pósters, muchas en blanco y negro y algunas en color. Siempre es especial ver que alguien hizo un hermoso dibujo furry, con visible entusiasmo, para una reunión de amigos furries, en algún momento del pasado. Ésta es nuestra historia, y me gustaría que los furries la admiraran, algunos la recordaran, mientras el fandom permanezca vivo.

Si hay algo que cambiaría de esta primera edición del libro, es añadir algún tipo de mapa, o varios mapas, para hacerse una idea de cómo las convenciones se han multiplicado y dónde se ubican. Quizá otro posible orden de las entradas / convenciones sería por continente, en cuyo caso se necesitaría igualmente un apéndice listándolas alfabéticamente. De una forma u otra debería ser más fácil buscar convenciones por país o estado. Esta información se encuentra con facilidad usando un motor de búsqueda en internet, pero sería apropiado incluirla en el libro de alguna forma. El libro contiene un enlace a un vídeo / GIF corto de Huscoon con un mapa de crecimiento año tras año de las convenciones furries en América del Norte (enlace⇒).


En general, “Furry Fandom Conventions, 1989 – 2015” es un tomo imprescindible para estudiosos, tanto aficionados como profesionales, que deseen tener un registro de nuestras convenciones furries, en un único y práctico volumen impreso. También es el tipo de libro que greymuzzles que hayan visitado convenciones, y tengan algún cariño por el fandom, disfrutarán de tener en su colección.

El libro puede encontrarse (en inglés) en la página web de la editorial, McFarland (enlace⇒), y en algunas otras librerías, como Amazon. Más información en el artículo de Dogpatch Press sobre el libro (enlace⇒).


fred-05
Fred con un lagarto sobre su cabeza, en la fiesta furry del San Diego Comics Con en 1993. Foto de William Earl Haskell.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *